¿Qué tan difícil es ser creativos?

A veces algunas personas suelen decir que “no les fluye la creatividad” o que de plano, “la creatividad no es lo suyo”. Simplemente por el hecho de no “querer” ser niños e imaginar cuentos de hadas o monstruos, y que por el contrario, dicen que son personas muy simples, sin fantasías, o monótonos al hacer o crear algo novedoso.

Pero el problema no es ése, ya que todos contamos con esa pequeña chispa de creatividad que nos hace pensar como niños. El problema es no saberla explotar; no dejar que esa chispa que está muy en el fondo de nuestra mente salga y empiece a crear, a imaginar, a soñar con que las cosas pueden ser de otra manera, ver el lado que nadie logra ver de las cosas, finalmente en eso consiste la creatividad.

Se puede lograr ser un excelente creativo, pero debemos enfrentar ciertos miedos al presentar las ideas más descabelladas que tengamos en la mente, que pueden llegar a ser las soluciones a los problemas que se nos presenten; si creemos en la capacidad de crear nuevas cosas no dejemos guardada esa herramienta o ese poderoso talento.

Explotémoslo al máximo, pongámoslo a que desarrolle las ideas más locas y divertidas, sin tener miedo al ridículo.

La creatividad de cada persona se encuentra refugiada en el cerebro, en donde trabaja de forma inconsciente, y es ahí donde el individuo comienza a pensar sobre eso novedoso que puede crear.

Se dice que hay individuos más creativos que otros por diversas razones como las siguientes:
– Cuando la gente hace las cosas desmotivada, resulta casi imposible que las cosas se hagan completas, ya que no está con sus cinco sentidos en el tema.
– También puede afectar el lugar en donde nos encontremos creando, ya que puede haber muchas formas de distracción; o lo contrario, encontrar herramientas para inspirarnos.

– Recuerda que la práctica hace que la capacidad de crear sea más rápida y más frecuente.

-Algunos pasan más tiempo que otros “adquiriendo inspiración” y no todos interpretan ciertas cosas del mismo modo, por lo que la capacidad de abstracción es distinta y no genera el mismo resultado.

– Si has generado respuestas novedosas a problemas complicados, y si lo has hecho de forma constante entonces te puedes considerar una persona con habilidades y con la capacidad de ser creativa.

Un aspecto importante de una persona creativa es la facilidad con la que va generando nuevas ideas, es decir, que piensa en buenas ideas a la vez y de ellas sustrae, explora y registra lo mejor para crear una idea más grande.

Existen varias formas de expresar la creatividad: la destreza manual, buena coordinación entre los ojos y las manos, capacidad de abstracción y de interpretación distinta a la de cualquier persona. Claro, que habrá siempre quienes resulten más talentosos que otros, pero absolutamente todas tienen la habilidad para crear e innovar.

Hay que tener en cuenta que existen varias formas de ser creativos; cada uno de nosotros puede llegar a ser un gran creativo si reconoce los talentos que tiene ocultos y los desarrolla de tal manera que sea un experto en esa área oculta; de igual manera no hay ninguna seguridad de que esas ideas sean siempre aceptadas por todos, es decir a algunos les gustará a otros no, pero tendremos la satisfacción de que hemos creado algo novedoso y creativo; y así afirmaremos que la creatividad la tenemos todos, que realmente no es difícil ser creativo y cualquier persona puede serlo, además de que los talentos pueden aumentar nuestras ganas de seguir creando cada día más.

 

 

 

 

 

Fuente: Blog Lo inusual de lo cotidiano